martes, 23 de septiembre de 2008

sexo solitario

Uno de los mejores placeres solitarios que existen desde que el mundo es mundo, son los trabajitos manuales, no hacer cometas precisamente, ni bordados, hacer dedos que no es lo mismo que hacer autostop, ni saludar al estilo americano, tampoco se le llama solitario a jugar a las cartas consigo mismo, sino a algo simple y vulgar como amarte a ti misma, vulgarmente hacerse pajas, masturbarse o bien cada persona lo dice como mejor le parece, que por mucho que diga la Biblia no es pecado ni te quedaras ciego ni sorda ni calva ni enana, supongo que tendrían que justificar tanta feria de frikis que se inventaron eso.


Pero si hasta el mismo Dios no los dice en boca de su hijo, amaros los unos a los otros, y que mejor forma que esa? Claro que la pobre masturbación está infravalorada, no se habla de ella lo suficiente, esta ninguneada y sobre todo no se le saca todas sus infinitas posibilidades, en vez de tanta pastilla, que si para el estrés, que si para la ansiedad, que si pastillas para los nervios, pero por favor, si todo eso lo soluciona un par de minutos o más al día mientras ejercitas el índice, y aparte de eso te ahorras un par de cremas, nada mejor que un buen polvo consigo mismo para tener la piel más suave y como ejercicio resulta genial para eliminar sudor y malos pensamientos, que no hay nada peor que te digan seas del gremio que seas, el consabido, está tía necesita un buen polvo, y se deja de tonterías.


El problema es que aunque tengas la autoestima alta, quererse a sí mismo, noche tras noche, con calor o con frío, aburre hasta Job, así que hay que buscar que sea menos solitario, te aficionas a las revistas, de esas hay hasta para aburrir al quiosquero, robas dinero a tu padre, o bien le sisas a tu madre de las vueltas de la compra y te compras una, la lees, te recreas la mirada con esos regalos de la naturaleza, fantaseas con ellas, te relames, te excitas, te tocas, te corres y con culpabilidad escondes la revista en el lugar más oculto de tu habitación, después al ver que no te llega el dinero para tanto, las intercambias con los amigos o amigas, que nosotras también tenemos nuestras cosas, como si fueran cromos, cambias, comentas, te regodeas, competís en la cantidad como si la calidad no importara, cuando el aburrimiento ya llega al límite, os pasáis a las películas, y descubrís que vuestros padres también follan, aunque os parezca imposible, y penséis por Dios, que asco, mis padres, estos, ni de coña, seguro que no, porque yo ni los veo ni los oigo….. ilusos!!!.


Encontráis por casualidad un “Emmanuelle” o similares en lo alto de una de las estanterías donde vuestro padre esconde sus cosas, y en un momento en que estas sola en casa, te la pones, y te pones, de los nervios, de la excitación de ver a dos mujeres, y te lo pasas como una enana, o enano. Después lo mismo que con las revistas, venga a sisar y venga a comprar pelis porno, para intercambiar con los demás, para descubrir muchas cosas erróneas sobre el sexo cuando realmente estas con alguien, pero eso tiene nombre y es desengaño.


Yo descubrí las revistas gracias a mis hermanos mayores, como recibimos una educación machista, mi hermana y yo nos dedicábamos los sábados a hacer limpieza bajo la mirada de mi madre, y cuando no había ni moros ni madres en la costa, hacía mi limpieza particular y un par de revistas cambiaban de colchón y me dedicaba algunas noches a mirar fotos, a fantasear, a tocarme, después cuando mis hermanos se iban con las novias los sábados me dejaban al cargo de grabarle la película que hacían en la tele local, tras varios visionados, yo me aficione también a esas pelis, aunque me parecían demasiado mecánicas y de argumento trillado y tías vulgares, menos daba una piedra y mi índice en esa época trabajaba horas extras.


Después vino el portátil, para los trabajos, y poco después gracias a Internet vino la revolución sexual a golpe de ratón, descubrí que el sexo es gratis, los chats son cachondos y dan mucho jugo a la imaginación, y un amplio abanico de posibilidades se abrió en forma de ventanas, enlaces, foros, etc, empecé a frecuentar ciertas páginas de contactos lésbicos y chat de bisexuales, tenía novia por aquel entonces pero no consideraba que estaba haciendo nada malo, hasta que uno de las chicas con las que hablaba empezó a hacer preguntas personales, fuertes, íntimas y hablando, en principio como si fuera un juego, empezamos a decirnos cosas un poco fuertes hasta que me encontré con las braguitas a la altura de las rodillas, la mano siguiendo las indicaciones que la otra a través de la minúscula ventanita del chat me iba ordenando, y con gemidos, suspiros y demás la obedecí, no aconsejable estas cosas no por nada por que a mi me pillo mi abuela con esa postura tan poco natural y la excusa que le dí no sonó muy convincente.


Esas cosas tan naturales hay que hacerlas con recato, no vayamos a escandalizar a mentes cuadradas, pero como todo avanza a pasos, lo siguiente fue mucho mejor porque en vez de gastarte los ojos leyendo los oooohs y aaaaahhhs de vete a saber quien es la que está en la otra ventana que tú te crees que es lesbiana y está buena y resulta que es el hijo de la verdulera del pueblo, por eso la tan manida frase que te bombardeaban las ventanas nada más saludar en el chat….. tienes fotos? Tienes cam? Cuanto te miden las tetas? De que color llevas la ropa interior? Eres tia? Eres tio? Que te daban ganas de mandarle también el curriculum y los resultados médicos.


Lo más surrealista que me ha pasado una vez al entrar a un chat de contactos de chicas, entre con un nick que ya había visto hacia un par de semanas y me gusto y me lo apropié y nada más entrar me entro una y directamente empezó a abroncarme y a decirme de todo, y al darme cuenta por los detalles que daba de que me había confundido con la otra y que la otra era su chica o algo, pues me hice pasar por la otra y empecé a disculparme y a rebatir sus argumentos para acabar yo por decirle un par de cosas íntimas, contarle con pelos y señales como echaba de menos su cuerpo, que necesitaba sentirla, devorarla con mi lengua, empujarla contra la pared y….. ella decía sigue nena, sigue, no pares, y yo deje volar mi imaginación y me monte una película erótica con una desconocida a la que le contaba el guión de lo que para mí sería uno de los mejores contactos sin tacto sexuales, y lo que disfrutamos ambas.


En cosas de estas hay que ir con mucho tiento, yo me he encontrado con muchas sorpresas en mi muy activa vida sexual (tanto como activa, más bien pasiva), entre ellas obsesionarme con una de las chicas con las que chateaba que estuve a punto a dejar a mi novia por ella, en otra tuve el error de que se me escapara mi lugar de trabajo y a los dos días noté que alguien me seguía, otra de las veces recibía llamadas a altas horas de la noche asustando a mi familia para lanzar unos jadeos antes de que colgara, también tiene sus cosas buenas, porque todas las obsesiones acaban por desaparecer, pero como todo en la vida mejora, ahora el mundo virtual sólo lo uso para hacerme las consabidas y diarias pajas…..mentales, que para eso tengo dos blogs, y tú eres uno de los que está leyendo uno de ellos.


Aunque para mi lo mejor es cuando conoces a la persona, que sea tu pareja con la que no puedes en ese momento por distintos motivos, a golpe de teléfono, de ratón, de lo que sea y sobre todo mucha imaginación se puede hacer mucho.


Así que dedos arriba, que no se diga, que es bueno para el cuerpo y si es bueno para el cuerpo es que no es malo.

El rollo que acabo de largar, para pajas mentales yo.

6 comentarios:

Pocojuntas dijo...

Desde luego... para haber traumatizado a tu abuela jajajajaja. Me mondo contigo. Ojo a quién le damos el fono :p

Anónimo dijo...

La imaginacion al poder: muy cierto, aunq si tienes "alrededor" alguien q la estimule... mejor.

Gise =) dijo...

Mira que tienes ocurrencias ehhh!!! eres genial, me haces reir tanto!!!! Pobre abuela!!!! Yo no hace mucho descubri lo de internet y no veas niña... jajajaja!!!
Besotes guapa!!!!!!!

MARISA dijo...

quien te conoce mejor que tu misma?

Anónimo dijo...

La de trabajitos manuales que haremos jajaja, y yo la primera, que para mí... es una necesidad como el aire que respiro. Aisss las películas de Emmanuelle jejejeje. Sabes... a mí también me pillaron y no me quedo otra que decir: Ayyy que picor tengooooo, no te lo puedes ni imaginaaaaar! Y cerraron la puerta como si nada jajajaja.
Muak!
z

angelus dijo...

tremendo relato o artículo o mini ensayo, un trabajo estupendo, expuesto con una nitidez exquisita.

mi más entusiasta enhorabuena por la claridad de tus ideas.

confieso que suelo masturbarme antes de empezar a escribir, así me quito pensamientos que siempre rondan mi cabeza y que de alguna manera entorpecen lo que quiero escribir, en definitiva libero mi mente.

un placer visitar tu blog y felicidades por él.